Beneficios de tomar agua con vinagre y bicarbonato antes de las comidas

Además de prevenir otros problemas, la mezcla de vinagre y bicarbonato nos ayuda a equilibrar el pH gástrico y nos permite combatir la acidez y favorecer la digestión

El bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana son productos que tienen múltiples usos y beneficios para la salud, para la belleza y en nuestro hogar.

Con vinagre y bicarbonato tenemos la solución a muchos problemas de nuestro día a día.

Descubre en este artículo cuáles son todos los beneficios de tomar agua con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio antes de cada comida.

Remedios naturales y económicos


La medicina natural nos ofrece muchas opciones para prevenir problemas de salud y tratar diferentes trastornos sin sufrir efectos secundarios o sin tener que tomar medicamentos.

No obstante, algunos de estos remedios no son accesibles para todo el mundo, ya sea porque cuesta encontrarlos o bien por su elevado precio.

Por este motivo nos gusta proponer remedios naturales que estén al alcance de todos, como, por ejemplo, esta combinación de vinagre de manzana y bicarbonato de sodio.

Cuando sepamos todo lo que todo lo que podemos conseguir con este sencillo remedio querremos empezar hoy mismo a tomarlo.

El vinagre de manzana


Beneficios de tomar agua con vinagre y bicarbonato antes de las comidas

El vinagre de manzana no es solamente un alimento para aliñar ensaladas y otros platos. También es un remedio medicinal qué nos ayuda a depurar y equilibrar nuestro organismo, así como a aliviar y tratar muchos problemas de salud.

Para aprovechar al máximo este poder curativo del vinagre de manzana debemos asegurarnos de que sea un vinagre crudo que no esté pasteurizado, ya que durante ese proceso se pierden la mayor parte de sus propiedades medicinales y de sus valores nutricionales.

Debe ser, por lo tanto, un vinagre que haya seguido un proceso de fermentación natural y que tenga un aspecto turbio.

El vinagre de manzana es, desde hace décadas, un remedio de belleza y de salud, y también un producto de limpieza en el hogar.

El bicarbonato de sodio


El bicarbonato de sodio es un remedio habitual para aliviar la acidez gástrica. No obstante, este producto esconde muchas otras propiedades para la salud.

Al combinar vinagre y bicarbonato conseguimos regular la acidez del primero con la alcalinidad del segundo. De este modo sumamos los beneficios de ambos remedios para multiplicar sus virtudes terapéuticas.

Remedio de vinagre y bicarbonato

Propiedades para la salud


El consumo de agua con vinagre de manzana y bicarbonato de sodio nos aporta los siguientes beneficios para la salud:

Equilibrar el pH del organismo para combatir la acidificación que nos predispone a sufrir enfermedades crónicas y degenerativas.
Prevenir y tratar los trastornos bucales que afectan a dientes, esmalte y encías.

Eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo por culpa de la mala alimentación, la contaminación, el estrés, etc.
Favorecer el proceso digestivo y combatir la acidez gástrica.

Mejorar el drenaje linfático natural del organismo para mejorar la fluidificación de la sangre y evitar la retención de líquidos.
Mejorar los desequilibrios en las analíticas como el colesterol y los triglicéridos altos.
Reducir la hipertensión arterial.

Facilitar las dietas con fines de pérdida de peso, combatiendo el ansia por comer y mejorando la digestión de las grasas.
Mejorar los problemas respiratorios.

Ingredientes


6 cucharadas de vinagre de manzana crudo (60 ml)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio apto para el consumo (5 g)
3 vasos de agua (600 ml)
Si no logramos encontrar vinagre de manzana crudo o no nos sienta bien, podemos sustituirlo por jugo de limón exprimido en la misma cantidad, para conseguir así un pH equilibrado.

La cantidad de agua es la mínima que necesitamos, ya que podemos aumentarla según nuestras necesidades.

¿Qué debes hacer?


Mezclaremos los ingredientes con el agua tibia hasta que se disuelva el bicarbonato.
Repartiremos este preparado en tres tomas.
Podemos tomarlo frío, tibio o caliente.

¿Cómo lo tomamos?


Consumiremos un vaso justo al levantarnos, antes de cepillarnos los dientes, al menos media hora antes de desayunar.
Esta es la toma más importante del día, ya que el cuerpo en ayunas es muy receptivo a cualquier remedio natural y conseguimos multiplicar los beneficios del ayuno nocturno.

Realizaremos la segunda toma (otro vaso) media hora antes de la comida.
El último vaso lo beberemos media hora antes de la cena.
Podemos tomarlo cada día a temporadas, o bien hacer solamente la toma del remedio en ayunas. Notaremos los beneficios desde la primera ingesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículos Relacionados