Efectivos remedios contra la sinusitis, la gripe y la congestión nasal

Las enfermedades y dolencias respiratorias pueden ser muy molestas, sobre todo si te aquejan con frecuencia y si implican cosas como la aparición de sinusitis.

No poder respirar o sentirse constantemente congestionado o con alergia no solo indican un problema de salud que no puede ni debe ser ignorado.

Sino que además te impiden realizar tu rutina diaria con tranquilidad, debido a lo incómodo que puede llegar a ser estar fuera de casa en semejantes condiciones.

Si eres de las personas que sufren de estas enfermedades con frecuencia, aquí te recomendamos dos remedios naturales para que te libres de ellas para siempre.



Remedios para la sinusitis y la congestión nasal

La sinusitis consiste en una inflamación de los senos paranasales, lo cual produce congestión y una hinchazón de las vías respiratorias que acaba en infección.

Además, cuando la inflamación paranasal empeora, la molestia puede llegar hasta tal punto que se experimenta dolor ocular, de forma constante.

Muchos medicamentos que se encuentran en el mercado dicen acabar con estos síntomas y sus orígenes, pero la verdad es que muy pocos lo logran realmente.
Ante situaciones como esta, te recomendamos acudir a los poderosos remedios naturales: no solo son efectivos, sino que además están libres de efectos secundarios.


Existen dos remedios para la sinusitis, la congestión nasal y la gripe:

El jarabe de cebolla.

Necesitarás:

Cuatro cebollas.

Jugo de limón.

Miel.

Agua.

Lo que debes hacer es picar la cebolla en rodajas y cocinarlas en una olla a fuego lento con cuatro tazas de agua. Remueve hasta que se espese. Retira del fuego.

Luego, al momento de consumir agrega cinco cucharadas de esta mezcla, y combina con cinco gotas de jugo de limón y dos cucharadas de miel.

El jarabe de ajo. Necesitarás:
Agua destilada.

Dientes de ajo.

Vinagre de sidra de manzana.

Miel.

Tritura los dientes de ajo y mete en un frasco que llenarás con partes iguales de agua destilada y vinagre de sidra de manzana.

Deja que la preparación repose unas cinco horas y agrega miel. Refriera.

Para consumir, toma de una a tres cucharadas cada 8 horas.

El ajo eliminará todas las bacterias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Artículos Relacionados