¿Qué tomar para que me baje la regla?

 

Los tés para que la menstruación atrasada baje son aquellos que provocan contracciones en el músculo uterino y que, por este motivo, estimulan la descamación del útero. 

La mayor parte de los tés utilizados para este fin no poseen comprobación científica en humanos, pero son utilizados frecuentemente en la medicina tradicional de algunos continentes, especialmente América del Sur, África y Ásia. Además de esto, algunas plantas también poseen resultados comprobados en investigaciones realizadas con ratones.

Antes de tomar cualquiera de estos tipos de té, es necesario que la mujer realice un test de embarazo para tener la seguridad de que no está embarazada, para no perjudicar el desarrollo del bebé, pues cualquier té indicado para que baje la regla podría afectar gravemente la gestación y poner en riesgo su salud.

1. Té de jengibre

El té de jengibre se considera seguro en el embarazo, siempre que se use en dosis bajas de hasta 1 gramo y durante un máximo de 3 a 4 días seguidos. A dosis más altas, esta raíz parece tener la capacidad de hacer que el útero se contraiga.

2. Té frío de hojas de rábano

Los estudios realizados con el rábano indican que el té frío de sus hojas tiene una acción estimulante en el útero, facilitando la menstruación. Este efecto parece estar relacionado con la presencia de saponinas y alcaloides que hacen que los músculos lisos del estómago, el intestino y el útero se contraigan.

4. Té de orégano

El orégano es una hierba aromática que se usa en algunas culturas para aumentar la circulación sanguínea en el útero y estimular la contracción uterina, utilizándose en la etapa final del embarazo para facilitar el trabajo de parto. No obstante, debido a sus propiedades, el orégano también puede estimular la menstruación.

Cómo eliminar la retención de líquidos

 

La retención de líquidos, es cuando el organismo o alguna parte de él se hincha debido a que hay un exceso de líquidos que se queda atrapado entre las células, pudiendo ocurrir por mantenerse mucho tiempo en la misma posición debido a una alimentación rica en sal y sodio, o como consecuencia de algunas enfermedades.

Por lo general la retención de líquidos no es grave, por lo que al ingerir agua, tés diuréticos, realizar drenajes linfáticos y/o practicar actividad física puede ser suficiente para eliminarla. Sin embargo, algunas enfermedades renales, cardíacas o hepáticas pueden causar edema, y en estas situaciones el médico podría indicar el uso de medicamentos diuréticos para ayudar a eliminar el exceso de líquido del organismo. 

La acumulación de líquidos causa hinchazón, que puede notarse fácilmente por un aumento del volumen abdominal y del rostro, sin embargo, suele ocurrir principalmente en las piernas, tobillos y pies. Una técnica para saber si tiene retención de líquidos es presionar con el pulgar durante 30 segundos la región cercana a los tobillos y luego observar si la región quedó marcada. Además de esto, la marca de los calcetines en el tobillo o la marca de la ropa apretada en la cintura, también son indicadores de que la persona esta reteniendo líquidos.

1. Tomar tés diuréticos

Para combatir la acumulación de líquidos en el cuerpo se recomienda tomar tés con efectos diuréticos como:

2. Realizar actividad física

Practicar ejercicios también es una excelente forma natural de deshinchar el organismo. La contracción de los grandes grupos musculares como brazos, piernas y glúteos hace con que el exceso de líquidos sea eliminados a través de la orina. Por esto, es común sentir ganas de orinar después de realizar 1 hora de ejercicios en el gimnasio.

3. Cuidados diarios

Los cuidados importantes para tratar la retención de líquidos son:

  • Beber agua, alrededor de 2 litros por día, o té como el té de cola de caballo;
  • Sustituir la sal para preparar o condimentar los alimentos por hierbas aromáticas como perejil o orégano, por ejemplo;
  • Evitar los alimentos como los enlatados, embutidos, ahumados u otros que contengan mucha sal;
  • Evitar quedarse mucho tiempo de pie, sentado o con las piernas cruzadas;
  • Ingerir alimentos ricos en agua como el rábano, nabo, coliflor, sandía, fresa, melón, piña, manzana o zanahoria;
  • Aumentar el consumo de alimentos diuréticos como la sandía, pepino o tomate. Vea cuáles son los alimentos diuréticos;
  • Realizarse un drenaje linfático, que es un masaje específico para reducir el exceso de líquido en el cuerpo;
  • Comer alimentos como hojas de remolacha cocida, aguacate, yogur desnatado, jugo de naranja o plátano porque son alimentos ricos en potasio, que ayuda a disminuir la sal del organismo;
  • Elevar las piernas por encima del corazón (se puede colocar una almohada debajo de las rodillas) al final del día.

4. Realizar un drenaje linfático

El drenaje linfático es una excelente estrategia para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, puede ser hecha manualmente como si fuese un tipo de masaje suave y con movimiento bien marcados para que tenga el efecto esperado, pero también puede ser realizado con equipos electrónicos propios para realizar un drenaje linfático mecánico, llamado presoterapia.

5. Usar medicamentos diuréticos

Para tratar el edema también pueden utilizarse algunos medicamentos diuréticos recetados por el médico, algunos de ellos son la Furosemida, Hidroclorotiazida o el Aldactone

Remedios caseros para curar la diarrea más rápido

 

Durante el tratamiento contra de la diarrea se aconseja comer alimentos de fácil digestión y ricos en agua, además de aumentar el consumo de líquidos en general como agua, agua de coco, jugos o tés naturales. 

Los que más se recomiendan son aquellos que proporcionan nutrientes al cuerpo e hidratación, como el agua de sabor, la sopa de zanahoria o el té de canela, por ejemplo, ya que evitan la deshidratación y hacen que el cuerpo combata la causa de la diarrea más rápido.

Tomar un remedio casero contra la diarrea ayudará a disminuir las evacuaciones líquidas y aliviar el malestar que esta causa.
 

Por este motivo, el uso de medicamentos antidiarreicos sólo debe hacerse después del segundo día de presentar las evacuaciones líquidas y siempre bajo la indicación médica, ya que la diarrea es un tipo mecanismo de defensa que permite al organismo eliminar la causa de la infección del organismo. 

Cuando se presenta diarrea es importante buscar ayuda médica, especialmente cuando se observa la presencia de sangre y moco, especialmente en niños, personas mayores o enfermos. Asimismo, 

1. Agua saborizada

El agua saborizada es una excelente forma de mantener el cuerpo bien hidratado durante una crisis de diarrea. 

2. Jarabe de manzana y zanahoria

Un excelente remedio casero para parar la diarrea puede ser hecho en casa utilizando manzana y zanahoria rallada, pues son alimentos leves y de fácil digestión

3. Hojas de guayabo y semilla de aguacate 

Un excelente remedio casero para la diarrea es el té de hojas de guayabo (la planta que produce la guayaba) porque ayuda a detener la diarrea. Por otra parte, la semilla de aguacate tostada se recomienda para endurecer las heces y para contribuir al combate de posibles infecciones. 

4. Sopa de zanahoria

La zanahoria está indicada en el tratamiento de la diarrea, ya que es rica en nutrientes como sodio, potasio, fósforo, calcio y magnesio, importantes para ayudar a que el organismo se recupere más rápido, además de proporcionar nutrientes y mantener al cuerpo hidratado.

5. Panquecas de banana verde

La banana verde es una excelente opción en el tratamiento de la diarrea porque contiene pectina, una sustancia que aumenta la absorción de agua en el intestino, lo que ayuda a endurecer las heces, disminuyendo la diarrea. 

6. Té de manzanilla y hojas de guayabo

Una excelente opción natural para la diarrea es tomar té de manzanilla con hojas de guayabo varias veces al día. Tanto la manzanilla como las hojas del guayabo poseen propiedades antiespasmódicas que disminuyen las contracciones del intestino, ayudando a retener las heces por más tiempo; además, la manzanilla también ayuda a mantener a la persona hidratada.

Los 3 errores más comunes para arruinar tu voz

 

La afonía es molesta y cuando la sufrimos, todo son quejas. Sin embargo, no somos conscientes que nosotros mismos solemos ser los principales responsables de arruinar nuestra voz la mayoría de veces.

Pensar que como hace buen tiempo, no hay cambios bruscos de temperatura.

Aunque el aire acondicionado es el principal protagonista de este error que nos suele dejar sin voz, no es el único: salir a la calle con el cabello mojado cuando ha refrescado o hay exceso de humedad, o no llevar con nosotros alguna prenda para taparse cuando en medio de un paseo nos encontramos con alguna lluvia de verano que dura más de lo esperado, pueden ser factores desencadenantes que dejen a nuestra garganta fuera de juego unos cuantos días ¡Hay que ser precavido!

Forzar nuestra voz pensando que “un día es un día”

Típico: conciertos, finales de fútbol, noches de fiesta… Y como es algo que no solemos hacer a menudo, cantamos a todo volumen, chillamos, y pensamos que al día siguiente no habrá secuelas…
La sorpresa viene cuando al levantarnos pocas horas después–muchas veces ya lo notamos el mismo día- nuestra garganta se ha resentido del esfuerzo. Tenemos una molesta irritación y además nos hemos quedado sin voz ¡Menos mal que siempre nos acordamos de aquellos remedios naturales que nos explicaba nuestra madre para tratar la afonía.

¡No maltrates a tu garganta con bebidas demasiado frías!

Hay que reconocer que con el calor del verano a veces es difícil renunciar a tomarse una bebida bien fría o esperar a que no esté tan helada. Pero es una espera muy corta que agradeceremos, ya que aunque estemos en plena canícula la ingesta de bebidas excesivamente frías perjudica fácilmente a nuestra garganta y es uno de los gestos más habituales que nos deja sin voz.
El truco más rápido y eficiente para no tener problemas con las bebidas frías es siempre tomarlas en un vaso y nunca directamente de la botella; al echarlas en un vaso subirá más rápidamente de temperatura (¡espera algunos minutos!) y tu garganta no se resentirá.
Además de no caer en estos errores, una buena hidratación (mínimo litro y medio de agua al día) y respirar correctamente minimizarán al máximo los riesgos en tu garganta y tu voz.

Cómo aliviar los síntomas del resfriado

 

Entre la bajada de temperaturas, los virus ambientales o el efecto frío-calor, has sucumbido a uno de estos tremendos resfriados que te dejan KO. Lo único que te importa ahora es recuperarte y estar en forma para disfrutar al máximo de la recta final del invierno con los tuyos.

Consejos para reponerte lo antes posible:

 

  1. Descansa

Tu cuerpo acaba de experimentar un bajón, y te pide reposo. Así que quédate en casa calentito para no exponerte al frío. Aprovecha para dormir las horas necesarias y descansar tu cuerpo y mente. 

 

  1. Hidrátate

Toma muchos líquidos, alternando agua a temperatura ambiente (evita bebidas frías), y zumos naturales. Combínalos con la ingesta de líquidos calientes (sopas, caldos, infusiones y mezclas de miel y limón para aliviar la garganta).

 

  1. Abrígate

Es mejor no exponerte al frío para no empeorar los síntomas del resfriado.

 

  1. Come sano y equilibrado

Una dieta adecuada contribuirá a reponerte antes y mejor de un buen resfriado. Sobre todo porque permitirá pasar el trance sin perder fuerza y recuperando energías. Frutas, verduras, legumbres y carne o pescado serán un buen cóctel de vitaminas, hierro y minerales. ¿Qué tal un buen plato de cuchara rico en minerales, omega 3, magnesio y proteínas?

 

  1. Visita a tu médico

Para curarse en salud, no está de más realizar una visita al médico, sobre todo si los síntomas persisten o se complican con la aparición, por ejemplo, de fiebre. Si ya lo has hecho, es fundamental que sigas el tratamiento prescrito al pie de la letra.

 

  1. Evita la actividad física

Si te encuentras mal, es muy probable que el resfriado te quite las ganas de acudir al gimnasio o al campo de tu deporte habitual. Pero por si te queda una pizca de motivación y no quieres jugártela, solo podemos recomendarte evitar practicar ejercicio.  Ello supone una doble carga para tu organismo, ya luchando contra los gérmenes. Así que dale tregua.

 

  1. Ducha caliente

No solo contribuirá a rebajar la tensión muscular, sino que el vapor puede ayudar a descongestionar las vías respiratorias.

 

  1. Gárgaras

Si empiezas a notar picor en la garganta, actúa rápido: para ello mezcla una cucharada de sal en un vaso de agua tibia, añade una cucharada de limón para hacer la mezcla más llevadera, y aclárate varias veces al día la garganta con este remedio casero. Para ayudar a suavizar la garganta, no olvides tener siempre a mano las pastillas blandas de própolis Juanola del sabor que más te guste.

 

  1. Ropa húmeda en la habitación

Aquí tenemos un truco de la abuela. Para humedecer la atmósfera de tu habitación (en invierno el espacio suele ser muy seco debido a la calefacción), y crear un ambiente más propicio para respirar mejor, pon a secar la ropa en el interior.

 

  1. Respira

Un buen complemento para lograrlo es la práctica de posturas respiratorias de yoga: como la respiración de fuego, la respiración por alternancia de conducto nasal o la rotación de la columna, muy eficaz.


Cómo ayudar a prevenir y aliviar molestias en la garganta

 

Las alergias estacionales, los ambientes demasiado secos y las infecciones pueden provocar molestias de garganta. Por lo general, son situaciones que no revierten mayor gravedad pero que resultan incómodas y pueden comprometer tu calidad de vida.  

¿Por qué es importante cuidar de tu garganta?

El dolor de garganta (faringitis) tiene su origen en causas ambientales, víricas o bacterianas. Las molestias comunes provocadas por reacciones alérgicas, sequedad o exposición al humo son pasajeras y no necesitan de un tratamiento farmacológico específico. Incluso las infecciones víricas leves acaban resolviéndose por sí solas al cabo de unos días.

Sin embargo, hay situaciones en las que esa sensación de incomodidad se prolonga y los síntomas se agravan:

  • Dolor intenso al hablar o al tragar
  • Carraspera y picor en la garganta
  • Ronquera, afonía o voz apagada
  • Tos seca

El dolor de garganta es más frecuente en personas con un sistema inmunológico debilitado. Por eso es tan importante la prevención como el control sintomatológico con remedios sencillos que ayuden a aliviar las molestias:

  • Hacer gárgaras de agua tibia y sal. Este remedio casero ayuda a aliviar y relajar la garganta inflamada.
  • Mantenerse bien hidratados. La sequedad de las vías respiratorias aumenta la irritación y la incomodidad.
  • Favorecer la salivación con pastillas de miel, regaliz y vitamina C, ingredientes que encontrarás en las pastillas blandas de Juanola.
  • Aplicar pulverizaciones con extracto de equinácea, salvia y vitamina B3. La equinácea favorece las defensas naturales del organismo, la salvia tiene un efecto tonificante y suavizante de las vías respiratorias superiores y la vitamina B3 contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales. Estos tres ingredientes, están presentes en el pulverizador buca.
  • Tomar jarabe de própolis con miel, tomillo y altea. La altea suaviza la irritación de garganta, faringe y cuerdas vocales, y el tomillo contribuye en el mantenimiento del bienestar de las vías respiratorias superiores.

Consejos para la salud de las vías respiratorias

Cambia de hábitos para garantizar la buena salud de tus vías respiratorias y prevenir las molestias de garganta:

  • Mantener limpio el aire de casa. Es importante ventilar las habitaciones todos los días entre 10-15 minutos.
  • Llevar una dieta adecuada con alimentos ricos en vitamina A, C y E y minerales como el zinc y el magnesio.
  • Prevenir las infecciones comunes con unas buenas pautas de higiene bucal y de manos.
  • Dejar de fumar y evitar la exposición a humos o elementos químicos que puedan resultar irritantes (p. ej., los productos de limpieza del hogar).

Practicar ejercicio. La actividad física fortalece el corazón y los pulmones, creando unas pautas de respiración más saludables.

¿Qué deberías saber antes de tomar un complemento alimenticio?

 

Antes de empezar a tomar cualquier complemento alimenticio, debemos tener en cuenta una serie de cosas. Los complementos alimenticios son fuentes concentradas de nutrientes –vitaminas y minerales- con efectos nutricionales o fisiológicos que tienen como objetivo complementar una dieta normal.

Las diferentes comidas que hacemos a lo largo del día en la dieta mediterránea nos aportan minerales, vitaminas, fibras, nutrientes, proteínas y grasas, entre otras sustancias, algo que ningún complemento alimenticio puede sustituir con el mismo éxito, sino que sólo complementa como una ayuda extra.

Entonces… ¿quién debe tomar complementos alimenticios?

Sin embargo, es evidente que hay épocas en que todos podemos necesitar una ayuda extra para nuestro cuerpo. De hecho, seguro que uno de los complementos alimenticios con los que más nos sentimos identificados es la jalea real.

Esa ayuda puede ser necesaria porque nos encontremos en fase de desarrollo o cambio de nuestro cuerpo o bien porque pertenezcamos a algunos de los grupos de personas que con más frecuencia necesitan tomar complementos alimenticios.

  • Mujeres embarazadas y madres lactantes
  • Personas mayores
  • Niños
  • Deportistas
  • Personas con ciertos intolerancias alimenticias

Ante todo, lo importante en cualquier caso es no abandonar una dieta sana y equilibrada y no usar los complementos alimenticios como sustitutivo de nuestra alimentación habitual.

4 Consejos para tomar complementos alimenticios con mayor seguridad

1. No sustituyas ningún medicamento por un complemento alimenticio (a no ser que te lo indicara tu médico) ¡No son lo mismo!

2. Los complementos alimenticios pueden tener efectos secundarios (y así lo debe indicar en su prospecto). Léelo bien antes de empezar a tomártelos.

3. ¡Cuidado con las falsas afirmaciones! Frases como “Un remedio natural sin efectos secundarios” escritas en la caja del complemento deberían ponernos en alerta.

4. Aunque sean complementos –que deben ayudar a tu cuerpo a aportar más de algo que te falte- evitar tomarlos en exceso. Recuerda que están pensados para tomarlos sólo cuando son necesarios y en la dosis recomendada.

En una época en que Internet está al alcance de todos y la información es abundante pero a menudo confusa, es importante aclarar conceptos para saber qué compramos, sobre todo cuando puede influir en nuestra salud. Y vosotros, ¿soléis tomar algún tipo de complemento alimenticio?

Diferencias entre la alergia y el resfriado

 

Durante determinados períodos del año aumenta la presencia de agentes alérgenos en el ambiente. En las personas sensibles a estos elementos se desencadena una reacción con síntomas respiratorios y oculares que pueden ser confundidos con el resfriado común: es la alergia estacional.

Características de las alergias estacionales

¿Por qué es fácil confundir las alergias estacionales con los resfriados comunes y los procesos catarrales? En ambos casos se presentan síntomas similares:

  • Congestión y goteo nasal que puede derivar en cefaleas
  • Inflamación e irritación en las vías respiratorias
  • Tos y picor de garganta
  • Estornudos
  • Ojos llorosos

La principal diferencia entre las alergias estacionales y los resfriados está en la causa desencadenante. El resfriado suele tener origen vírico, mientras que las alergias estacionales están causadas por la respuesta inmunitaria desencadenada por la exposición a un alérgeno.

Así, este tipo de alergias se presentan siempre en determinadas épocas del año, coincidiendo con cambios meteorológicos (aumento de humedad y temperatura) y ambientales (concentración de polen y gramíneas). Afectan por igual a niños y a adultos y, aunque no existe una cura definitiva, hay remedios para aliviar la sintomatología.

¿Cómo controlar los síntomas de la alergia estacional?

Los síntomas que se desencadenan a causa de la alergia estacional se suelen mantener durante toda la temporada, aunque con intensidad variable. Recurrir a unas buenas pautas de higiene y protección es importante para mitigar las molestias:

  • Mantener las ventanas cerradas en casa o cuando se viaja en coche.
  • Emplear purificadores de aire en casa con filtros de partículas de alta eficiencia (HEPA).
  • Evitar las salidas al campo o permanecer mucho tiempo en parques y jardines.
  • Lavarse bien las manos y la nariz para eliminar el polen.
  • Mantenerse bien hidratados y chupar pastillas que favorezcan la salivación y alivien el picor y la irritación.
  • Ducharse y cambiarse de ropa al regresar a casa.
  • Utilizar gafas de sol en el exterior.

Remedios naturales para la alergia estacional

La dieta no sustituye los tratamientos farmacológicos que son indispensables en los casos de alergias exacerbadas. No obstante, realizar cambios en esta e introducir determinados nutrientes puede ayudar a controlar los síntomas de las alergias estacionales:

  • Naranja: los alimentos que contienen vitamina C contribuyen al adecuado funcionamiento del sistema inmunitario. La vitamina C es uno de los ingredientes de las pastillas blandas Juanola Própolis.
  • Jengibre: ayuda a reducir las proteínas proinflamatorias de la sangre y con ello se alivian muchos de los síntomas comunes de las alergias primaverales (inflamación e irritación de fosas nasales, ojos y garganta).
  • Zanahoria: esta contiene vitamina A, la cual también nos puede ayudar en estas situaciones, ya que contribuye al adecuado funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Tomate: aparte de un alto contenido en vitamina C, los tomates tienen un compuesto antioxidante (licopeno) que reduce los mediadores inflamatorios en mujeres con sobrepeso.

5 consejos para combatir el cansancio

Hay épocas en que el cansancio parece ganarnos la partida. Ya sea debido al estrés, al exceso de trabajo, a cambios en nuestras rutinas o incluso por el calor del verano, la mayoría de nosotros hemos tenido periodos en que nos da la sensación que no podemos ni terminar el día debido al agotamiento.

Aprende a combatir el cansancio

1)   Una dieta equilibrada

¿Sabías que una de las principales causas del cansancio es llevar una mala alimentación? Hoy en día parece que las prisas nos hacen olvidar la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada, sin embargo nunca hemos tenido tanta información sobre alimentación y es hora de tomar consciencia de ello.

2)   Ejercicio moderado… ¡a diario!

Si te estás preguntando cómo puede ser que para combatir el cansancio debamos hacer ejercicio, es que eres de los que tienes aun que ponerlo en práctica.

Hacer ejercicio moderado, a pesar de que cueste en los primeros días, nos ayuda a producir endorfinas y a sentirnos mejor con nosotros mismos. De hecho, cuando terminamos de salir del gimnasio o cuando llevamos rato caminando y paramos, nos sentimos más recargados y con mayor vitalidad. ¡Además es fantástico para combatir el cansancio mental!


3)   Dormir las horas suficientes

Aunque es algo que siempre tenemos muy presente para los más pequeños, a menudo parece que con la edad se nos olvida. Sin embargo, dormir las horas suficientes (entre 6 y 8) es indispensable para empezar un día con energía suficiente para afrontar toda la jornada.

En los días festivos, si el cansancio acecha podemos también disfrutar de la siesta y sus beneficios, siempre teniendo en cuenta que nunca sobrepase los 30 minutos de sueño.

4)   Organizarse… y relajarse

En pleno siglo XXI rara es la persona que no tiene cada día docenas de cosas por hacer. No obstante, a pesar de tener unas ciertas responsabilidades, hay que organizarse con antelación para que la situación no nos supere y nos colapse.

Aprender a delegar en los demás y a relajarse cuando por fin tenemos un rato libre será, sin duda, una perfecta manera de evitar cansancios tanto mentales como físicos.

5)   Asegúrate de tomar vitaminas suficientes.

Las vitaminas son nuestras grandes aliadas a la hora de combatir el cansancio, ya que nos llenan de vitalidad y nos hacen sentir más fuertes.

Aunque una dieta equilibrada aporta las vitaminas suficientes para afrontar el día a día, siempre puedes ayudarte con productos complementarios como los de Jalea Real

Migd

Artículos Relacionados