Cómo eliminar la retención de líquidos

 

La retención de líquidos, es cuando el organismo o alguna parte de él se hincha debido a que hay un exceso de líquidos que se queda atrapado entre las células, pudiendo ocurrir por mantenerse mucho tiempo en la misma posición debido a una alimentación rica en sal y sodio, o como consecuencia de algunas enfermedades.

Por lo general la retención de líquidos no es grave, por lo que al ingerir agua, tés diuréticos, realizar drenajes linfáticos y/o practicar actividad física puede ser suficiente para eliminarla. Sin embargo, algunas enfermedades renales, cardíacas o hepáticas pueden causar edema, y en estas situaciones el médico podría indicar el uso de medicamentos diuréticos para ayudar a eliminar el exceso de líquido del organismo. 

La acumulación de líquidos causa hinchazón, que puede notarse fácilmente por un aumento del volumen abdominal y del rostro, sin embargo, suele ocurrir principalmente en las piernas, tobillos y pies. Una técnica para saber si tiene retención de líquidos es presionar con el pulgar durante 30 segundos la región cercana a los tobillos y luego observar si la región quedó marcada. Además de esto, la marca de los calcetines en el tobillo o la marca de la ropa apretada en la cintura, también son indicadores de que la persona esta reteniendo líquidos.

1. Tomar tés diuréticos

Para combatir la acumulación de líquidos en el cuerpo se recomienda tomar tés con efectos diuréticos como:

2. Realizar actividad física

Practicar ejercicios también es una excelente forma natural de deshinchar el organismo. La contracción de los grandes grupos musculares como brazos, piernas y glúteos hace con que el exceso de líquidos sea eliminados a través de la orina. Por esto, es común sentir ganas de orinar después de realizar 1 hora de ejercicios en el gimnasio.

3. Cuidados diarios

Los cuidados importantes para tratar la retención de líquidos son:

  • Beber agua, alrededor de 2 litros por día, o té como el té de cola de caballo;
  • Sustituir la sal para preparar o condimentar los alimentos por hierbas aromáticas como perejil o orégano, por ejemplo;
  • Evitar los alimentos como los enlatados, embutidos, ahumados u otros que contengan mucha sal;
  • Evitar quedarse mucho tiempo de pie, sentado o con las piernas cruzadas;
  • Ingerir alimentos ricos en agua como el rábano, nabo, coliflor, sandía, fresa, melón, piña, manzana o zanahoria;
  • Aumentar el consumo de alimentos diuréticos como la sandía, pepino o tomate. Vea cuáles son los alimentos diuréticos;
  • Realizarse un drenaje linfático, que es un masaje específico para reducir el exceso de líquido en el cuerpo;
  • Comer alimentos como hojas de remolacha cocida, aguacate, yogur desnatado, jugo de naranja o plátano porque son alimentos ricos en potasio, que ayuda a disminuir la sal del organismo;
  • Elevar las piernas por encima del corazón (se puede colocar una almohada debajo de las rodillas) al final del día.

4. Realizar un drenaje linfático

El drenaje linfático es una excelente estrategia para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, puede ser hecha manualmente como si fuese un tipo de masaje suave y con movimiento bien marcados para que tenga el efecto esperado, pero también puede ser realizado con equipos electrónicos propios para realizar un drenaje linfático mecánico, llamado presoterapia.

5. Usar medicamentos diuréticos

Para tratar el edema también pueden utilizarse algunos medicamentos diuréticos recetados por el médico, algunos de ellos son la Furosemida, Hidroclorotiazida o el Aldactone

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Migd

Artículos Relacionados