Remedios caseros para el acné



El acné es una enfermedad de la piel que ocurre cuando el sebo que producen las glándulas sebáceas queda atrapado en los poros, lo que produce infección y origina inflamación y brote.

Es increíblemente común que este padecimiento de la piel persiga a los adolescentes o personas que se encuentren frente a un impacto de su sistema hormonal, como es el caso de las mujeres embarazadas.

De acá se deduce que gran parte de las razones por las que se produce el acné se deben a una alteración de nuestro sistema endocrino. Por lo que es importante para prevenirlo mantener en equilibrio nuestro ambiente hormonal.

Esto la da paso a la importancia de una alimentación balanceada para prevenir el acné, ya que es a través de acordes hábitos alimenticios que el sistema endocrino responde de manera balanceada. Sin embargo, a través de la alimentación también se pueden detener los efectos y reducir los síntomas de este padecimiento.

En este contenido conocerás los remedios y jugos naturales más efectivos para el tratamiento del acné. Así como los alimentos que se deben consumir y evitar cuando se busca prevenirlo.

Los Remedios caseros para el acné  más efectivos

1.- Sábila o Áloe Vera.

La sábila es una planta medicinal conocida en el mundo por sus múltiples beneficios en el cuidado y embellecimiento de la piel. Esto se lo debe a sus propiedades antibacterianas, evita la proliferación de las bacterias y reduce el enrojecimiento e inflamación.

Pero la sábila también es un poderoso astringente con lo que permite retirar y evitar el exceso de grasa y suciedad en los poros. Propiedades muy valiosas cuando se busca prevenir el acné.

Pero además de todo, el aloe vera, es también un famoso cicatrizante. Así es, ayuda a la regeneración de la piel y reduce las marcas y cicatrices que deja el acné.

¿Cómo usarla?

Utiliza el cristal que se encuentra en las hojas de la sábila. Para extraerlo solo debes pelar y lavar muy bien la hoja. Ese cristal obtenido lo puedes colocar en la licuadora y hacer un gel que se puede conserva en la nevera.

Aplicar todas las noches, al retirar recuerda enjuagar muy bien con agua tibia.

2.- Bicarbonato de Sodio 🧂 


El bicarbonato de sodio es un ingrediente que todos tenemos en nuestra cocina u hogar y puede resultar mucho más efectivo en el tratamiento del acné de lo que pensamos.

Las bacterias responsables del acné se multiplican y reproducen en ambientes ácidos, por eso una manera de detener su proliferación es neutralizando el pH en la piel. El bicarbonato de sodio es una base alcalina que facilita la neutralización, por lo que evita el crecimiento de las bacterias.

Además es un antiinflamatorio y antiséptico, razones suficientes para evitar el enrojecimiento e inflamación de los poros infectados.

¿Cómo usarlo?

Hay quienes se aprovechan de sus partículas un poco arenosas para utilizarlo además como exfoliante al mismo tiempo que aprovecha el resto de propiedades.

Para esto prepare una pasta con suficiente bicarbonato de sodio y agua. Aplique en la zona afectada masajeando con movimientos circulares.

Deje actuar por la menos 20 minutos y luego retire con abundante agua tibia. Realice este procedimiento dos veces por semana.

Gracias por leer este Articulo,te invito a compartirlo 😃👌🏻 📲

2 comentarios:

Artículos Relacionados