Remedios caseros para mejorar la circulación

 

En la actualidad tenemos muchas facilidades para preparar remedios caseros para mejorar la circulación. Si bien existen medicamentos y suplementos con el mismo fin, las soluciones de origen natural siguen siendo buenas alternativas. ¿Sabes cómo prepararlos?

Los problemas circulatorios pueden detonar síntomas como sensación de hormigueo, dolor e inflamación. De hecho, en los casos más graves, son los responsables de muchas enfermedades cardiovasculares. Por eso, es importante atender cualquier irregularidad, tanto con remedios convencionales como con complementos naturales.

Remedios caseros para mejorar la circulación

A la hora de combatir los problemas de circulación sanguínea es importante hacer una revisión previa del estilo de vida. Aunque los remedios pueden ayudar a controlarlo, es primordial asegurar una buena alimentación y evitar malos hábitos como el sedentarismo y el tabaquismo.

Existen muchas enfermedades que comprometen la salud circulatoria que deben ser atendidas por un profesional. No existen remedios naturales que puedan remplazar los tratamientos recomendados por el médico. Ahora bien, si se trata de un problema leve, no hay problema en probar estos remedios para mejorar la circulación.

Son soluciones 100 % naturales cuyas propiedades reactivan la circulación, previenen los coágulos y combaten la inflamación. Su ingesta debe hacerse con precaución, especialmente si hay un diagnóstico de enfermedades graves o si se está consumiendo un tratamiento farmacológico.

1. Cúrcuma


Aunque aún falta mucha evidencia científica, se cree que una bebida natural con cúrcuma puede estimular la circulación sanguínea y disminuir la hinchazón.

Algunos estudios que sugieren que la curcumina, compuesto activo de la cúrcuma, puede contribuir con la salud del sistema cardiovascular. Sin embargo, aún es necesario profundizar al respecto para averiguar cómo y por qué.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g).
  • Opcional: miel.

Preparación

  • Primero, pon a hervir la taza de agua.
  • Cuando esté bien caliente, agrégale la cúrcuma y déjala reposar.
  • Por último, endúlzala con miel de abejas, cuela y sirve.

2. Canela

La canela es una especia que ha demostrado tener algunos efectos positivos en la salud humana. Sin embargo, no todo el mundo debe consumirla. En algunos casos está contraindicada y lo mejor es informarse bien antes de integrarla a la dieta con regularidad.

Se dice que uno de los remedios caseros que puede ayudar a mejorar la circulación es la infusión de canela. Esta bebida tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes que benefician la salud cardiovascular. Por otra parte, ayudan a controlar la presión arterial alta.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 3 cucharaditas de miel (15 g).
  • ½ cucharadita de canela en polvo (3, 5 g).

Preparación

  • Primero, vierte la canela en polvo en una taza de agua hirviendo.
  • A continuación, deja reposar la bebida y endúlzala con miel.
  • Cuela y consume con moderación.

Nota importante: algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de canela puede producir daño hepático. Evita exceder la cantidad recomendada.

3. Pimienta de Cayena

 la pimienta contiene proteínas, calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, riboflavina, vitaminas B6 y C y piperina.

Aunque aún hace falta profundizar al respecto, por su valor nutricional, se considera que la pimienta de Cayena puede contribuir con la buena circulación de la sangre. 

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 2 cucharadas de miel (30 g).
  • ¼ de cucharadita de pimienta de Cayena (1,5 g).

Preparación

  • Primero, calienta la taza de agua.
  • Cuando hierva, agrégale la pimienta de Cayena.
  • Finalmente, endúlzala con las cucharadas de miel.
  • 4. Jengibre

    Según creencias populares, el jengibre es un alimento que estimula la circulación de la sangre, por lo que podría resultar beneficioso. Además, tiene propiedades antiinflamatorias.

    Ingredientes

    • 1 taza de agua (250 ml).
    • Opcional: miel de abejas.
    • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallado (7 g).

    Preparación

    • Primero, vierte el jengibre rallado en una taza de agua.
    • Luego, endúlzalo con miel de abejas y sirve.
    • Consume con moderación.

    Nota importante: el jengibre está contraindicado en algunos casos. Por ello, infórmate bien antes de consumirlo con regularidad.

    5. Té verde

    El té verde contiene antioxidantes que benefician la salud de todo el organismo. Además, mejora la circulación de la sangre y disminuye el riesgo de afecciones cardíacas.

    Ingredientes

    • 1 cucharadita de té verde (7 g).
    • 1 taza de agua (250 ml).

    Preparación

    • Agrega el té verde en una taza de agua y déjalo hervir.
    • En seguida, déjalo reposar y fíltralo con un colador.
    • Bebe con moderación (siempre 45 minutos después de una comida principal).

    ¿Qué más debes tener en cuenta?

    Aunque estos remedios puedan contribuir con tu bienestar, no debes apoyarte solamente en ellos. Procura mantener un estilo de vida activo y saludable, lejos del sedentarismo.

    La combinación perfecta para gozar de salud y bienestar es hacer ejercicio a diario y llevar una dieta adecuada.

    Si tienes dudas acerca de cómo llevar buenos hábitos de vida o cómo mejorarlos, consulta con tu médico. El profesional siempre podrá resolvr tus dudas y ayudarte.







1 comentario:

Unknown dijo...

remedio para ernia inglal

Publicar un comentario

Migd

Artículos Relacionados